Se lo había pedido tantas veces que al final mi madre accedió a hacerme una mamada sin siquiera salir de la cocina.

Si estás en un dispositivo móvil y no puedes ver el video pincha en éste enlace