Y yo ese día no pude evitar el aprovecharme de esa inocencia innata que tiene a sus 18 años recién cumplidos. Fui mal padre.

Si estás en un dispositivo móvil y no puedes ver el video pincha en éste enlace